CONÓCENOS‎ > ‎

Cancionero

CANCIONEROS PDF

Cancionero acordes
                                                                                                     Cancionero letra

CANCIONES DE MISA

Baja a Dios de las nubes

Baja a Dios de las nubes,

llévalo a la fábrica donde trabajas,

sácalo del retablo

y clávalo dentro de tu corazón.

Y roba, roba, roba a Dios de los templos

donde lo encerramos hace tantos años.

déjalo libre en la plaza

y llévalo también al mercado del pueblo.

Porque Dios no es un dios muerto

y, si piensas que está muerto,

equivocados, equivocados,

equivocados estáis.

Santo, Santo

Santo santo, santo santo,

santo es el Señor.

llenos están el cielo y tierra de su amor.

Bendito el que viene en el nombre,

el que viene en el nombre del Señor,

del Señor.

Padrenuestro tú que estás

Padrenuestro, tú que estás

en los que aman la verdad,

que el reino que se nos prometió

llegue pronto a nuestro corazón,

que el amor que tu hijo nos dejó,

el amor habite entre nosotros.

Y en el pan de la unidad,

Cristo, danos tú la paz

y olvídate de nuestro mal

si olvidamos el de los demás;

no permitas que caigamos en tentación,

oh Señor, y ten piedad del mundo

Padrenuestro

En el mar he oído hoy

Señor, tu voz, que me llamó

y me invitó a que me entregara

a mis hermanos.

Esa voz me transformó,

mi vida entera ya cambió

y sólo pienso ahora, Señor,

en repetirte:

Padrenuestro, en ti creemos

Padrenuestro, te ofrecemos

Padrenuestro, nuestras manos

de hermanos.

Cuando vaya a otro lugar

tendré, Señor, que abandonar

a mi familia, a mis amigos

por seguirte.

Pero sé que así algún día

podré enseñar tu verdad

a mi hermano y, junto a él,

yo repetirte:

Padrenuestro, en ti creemos

Padrenuestro, te ofrecemos

Padrenuestro, nuestras manos

de hermanos.

Laudato sí

Laudato si, o mi signore,

Laudato si, o mi signore,

Laudato si, o mi signore,

Laudato si, o mi signore,

Por la creación entera,

por el Sol y por la Luna,

por el viento y las estrellas,

por el agua y por el fuego.

Por la hermana Madre Tierra,

que nos nutre y nos sostiene,

por los frutos, flores, hierbas,

por los montes y los mares.

El sentido de la vida

es cantarte y alabarte

y que toda nuestra vida

sea siempre una canción.

Cristo te necesita para amar

Cristo te necesita para amar, para amar.

Cristo te necesita para amar.

No te importe la raza ni el color de la piel,

ama a todos como hermanos y haz el bien.

Al que sufre y al triste, dale amor, dale amor.

Al humilde y al pobre, dale amor.

No te importe la raza ni el color de la piel,

ama a todos como hermanos y haz el bien.

Al que vive a tu lado, dale amor, dale amor.

Al que viene de lejos, dale amor.

No te importe la raza ni el color de la piel,

ama a todos como hermanos y haz el bien.

Al que habla otra lengua, dale amor, dale amor.

Al que piensa distinto, dale amor.

No te importe la raza ni el color de la piel,

ama a todos como hermanos y haz el bien.

Al amigo de siempre dale amor, dale amor.

Al que no te saluda, dale amor.

No te importe la raza ni el color de la piel,

ama a todos como hermanos y haz el bien.

Pon tu mano

Pon tu mano en la mano de aquel

que te da la mano,

pon tu mano en la mano de aquel

que te dice ven.

Él será un amigo para la eternidad,

Pon tu mano en la mano de aquel

que te dice ven.




Dios está aquí

Dios está aquí,

tan cierto como el aire que respiro,

tan cierto la mañana se levanta,

tan cierto como que este canto lo puedes oír.

Lo puedes oír

moviéndose entre las montañas,

lo puedes oír cantando con nosotros aquí,

Lo puedes llevar

cuando por esta puerta salgas,

Jesús está aquí, muy dentro de tu corazón.

Santo, los cielos te proclaman

Santo, santo, santo,

los cielos te proclaman.

Santo, santo, santo,

es nuestro rey Yahvé.

Santo, santo, santo,

es el que nos redime,

porque mi Dios es santo,

la tierra llena de su gloria es;

porque mi Dios es santo,

la tierra llena de su gloria es.

Cielo y tierra pasarán

mas tu palabra no pasará. (bis)

No, no, no pasarán,

No, no, no, no, no, no pasarán,

Bendito el que viene

en nombre del Señor,

la gloria a Jesucristo,

el Hijo de David.

Hosanna en las alturas

a nuestro Salvador.

Bendito el que viene

en el nombre de Señor.

Bendito el que viene

en el nombre de Señor.

Cielo y tierra pasarán

mas tu palabra no pasará. (bis)

No, no, no pasarán,

No, no, no, no, no, no pasarán,

Tan cerca de mí

Tan cerca de mí,

tan cerca de mí

que hasta lo puedo tocar,

Jesús está aquí.

Le hablaré sin miedo al oído

le contaré las cosas que hay en mí

y que sólo a él le interesarán

él es más que un mito para mí.

No busques a Cristo en lo alto

ni lo busques en la oscuridad,

muy cerca de ti, en tu corazón

puedes adorar a tu Señor.

Mírale a tu lado caminando,

paseando entre la multitud,

muchos ciegos son porque no le ven

ciegos de ceguera espiritual.

Saber que vendrás

En este mundo que Cristo nos da

hacemos la ofrenda del pan;

el pan de nuestro trabajo sin fin

y el vino de nuestro cantar.

Traigo ante ti nuestra justa inquietud,

amar la justicia y la paz.

Saber que vendrás,

saber que estarás

partiendo a los pobres tu pan.

La sed de todos los hombres sin luz,

la pena y el triste llorar,

el odio de los que mueren sin fe,

cansados de tanto luchar.

Es la patena de nuestra oblación

acepta la vida Señor.

Saber que vendrás,

saber que estarás

partiendo a los pobres tu pan.


Cristo ameleta

Cristo ameleta yacueli nazote, tuena amani (bis)

Amani, oohh, yacueli nazote, tuena amani. (bis)

Cristo ameleta upendo nazote, tuena upendo (bis)

Upendo,oohh, yacueli nazote, tuena upendo. (bis)

Cristo ameleta faraya nazote, tuena faraya (bis)

Faraya, oohh, yacueli nazote, tuena faraya. (bis)

Cristo ameleta uruma nazote, tuena uruma (bis)

Uruma, oohh, yacueli nazote, tuena uruma. (bis)

Paz, Señor

Paz Señor, en el cielo y la tierra,

paz Señor, en las olas del mar,

paz Señor, en las flores que mueven

sin saberlo la brisa al pasar.

Tú que haces las cosas tan bellas

y les das una vida fugaz,

pon Señor tu mirada sobre ellas

y devuelve a los hombres la paz.

Paz, paz, paz Señor.

Paz, paz, paz y Amor.

Hoy he visto, Señor, en el cielo

suspendidas de un rayo de luz,

dos palomas que alzaban el vuelo

con las alas en forma de cruz.

Haz que vuelvan de nuevo a la tierra

las palomas que huyeron Señor,

y la llama que enciende la guerra,

se confunda con la paz y el amor.

Paz, paz, paz Señor.

Paz, paz, paz y Amor.

Fortaleza mía

Te amo Señor, fortaleza mía,

roca mía, castillo mío, mi libertador.

Dios mío, en Ti confiaré.

Mi escudo eres Tú

y la fuerza de mi salvación.

Comments